Izpisúa crea embriones artificiales a partir de una única célula de la oreja de un ratón


El investigador Juan Carlos Izpisúa posa con la foto de un embrión artificial. Instituto Salk

El científico plantea utilizar estas estructuras vivas para probar medicamentos y estudiar el desarrollo embrionario

El científico Juan Carlos Izpisúa ha dado un paso más hacia el futuro que imagina: la creación de miles de embriones humanos artificiales en el laboratorio para investigar en ellos la toxicidad de nuevos medicamentos o los efectos de mutaciones genéticas generadas previamente. El equipo de Izpisúa, del Instituto Salk de EE UU, ha logrado coger una célula de la oreja de un ratón, reprogramarla y crear a partir de ella una pelota de 100 células similar al desarrollo embrionario que en condiciones normales conduce al nacimiento de un animal. Es, según relata, el “embrión artificial” más avanzado conseguido hasta la fecha.

Izpisúa, nacido en Hellín (Albacete) en 1960, cree que esta estrategia servirá para entender mejor el inicio de la vida. “Estas primeras etapas del desarrollo del embrión tienen profundas implicaciones en el éxito de un embarazo, en cómo los órganos se forman e, incluso, en enfermedades posteriores, como el alzhéimer”, explica el investigador. “El desarrollo de estas técnicas para obtener estructuras similares a embriones podría evitar la necesidad de destruir embriones naturales para modelar enfermedades, descubrir fármacos y caminar hacia la medicina personalizada”, sostiene.

Un ser humano surge a partir de una sola célula producto de la fusión de un óvulo de la madre y un espermatozoide del padre. Esa única célula todopoderosa tiene todas las instrucciones para dar lugar a una persona con 37 billones de células, cada una con su función. Cuando el embrión tiene apenas 100 células, a los cinco o seis días de la fecundación, se llama blastocisto. Esa es la estructura que ha recreado el equipo de Izpisúa en el laboratorio a partir de una sola célula de ratón y una sopa química. Los autores se refieren a su creación como embrión sintético, embrión artificial o blastoide.

“Las innovaciones médicas que cambian la vida a menudo plantean cuestiones éticas, es natural”

, afirma Izpisúa

“Sé que esta investigación generará preocupaciones éticas si realizamos estos experimentos con células humanas. Desde un punto de vista puramente científico, todavía estamos lejos de generar embriones completamente funcionales en ratones, no hablemos ya en humanos. Pero creo que es importante entablar ya este debate. Las innovaciones médicas que cambian la vida a menudo plantean cuestiones éticas, es natural”

, afirma Izpisúa.

Su equipo también ha generado embriones de mono con células humanas en China, según adelantó EL PAÍS este verano. La creación de estas quimeras, según el investigador, persigue el objetivo final de generar órganos para trasplantes.

Los embriones artificiales generados por Izpisúa no pueden dar lugar a embriones funcionales, ya que las células se multiplican formando un engendro de tejido desorganizado cuando son implantadas en el útero de una ratona. Los científicos trabajan ahora para perfeccionar la técnica y obtener embriones sintéticos que sí sean capaces de desarrollarse hasta las etapas en las que se forman los órganos. El equipo de Izpisúa plantea usarlos como “semillas” para obtener “organoides” que abastezcan al sistema de trasplantes de órganos. “Está claro que habrá que abordar muchas regulaciones y pautas que están vigentes actualmente antes de avanzar en cualquier tipo de modelo humano”, reconoce Izpisúa.


Imagen de un embrión artificial creado por el equipo de Izpisúa. Instituto Salk

En la nueva investigación, que se publica hoy en la revista especializada Cell, ha participado también la bióloga Estrella Núñez, vicerrectora de la Universidad Católica de Murcia, la entidad que ha financiado parte de los experimentos y en la que también trabaja Izpisúa.

“La generación de estos blastoides, que evita no solo el uso de embriones naturales sino también el uso de gametos [óvulos y espermatozoides], nos va a permitir estudiar las etapas más importantes del desarrollo embrionario de un organismo y, por consiguiente, estamos convencidos de que tendrá grandes implicaciones para mejorar la salud humana”

, sostiene Núñez.

El ingeniero biomédico Jianping Fu pide pautas de supervisión ética antes de generar un embrión artificial humano
Sus resultados “pueden suponer un avance en el estudio de los blastocistos sin los dilemas que plantea la investigación con embriones y preembriones”, opina el jurista Federico de Montalvo, presidente del Comité de Bioética de España, el máximo órgano consultivo del Gobierno en el ámbito de la ética científica. “El riesgo es el uso posible, no la invención en sí”, subraya De Montalvo, que imagina posibles aplicaciones hoy lejanísimas, como intentar “mejorar al ser humano” o “crear seudohumanos de segunda categoría”.

El ingeniero biomédico Jianping Fu, de la Universidad de Míchigan (EE UU), logró en septiembre simular algunas etapas del desarrollo del embrión utilizando células madre pluripotentes humanas, con capacidad ilimitada de proliferación y con el potencial de convertirse en cualquier tipo de célula de una persona adulta. Este tipo celular todopoderoso se puede obtener directamente de embriones o mediante la reprogramación de células adultas en el laboratorio. La legislación de EE UU, como la de España, permite investigar en el laboratorio con embriones humanos sobrantes de las clínicas de fertilidad, hasta los 14 días después de la fecundación.

A juicio de Fu, el trabajo de Izpisúa “representa un gran logro en el apasionante campo de la construcción de embriones sintéticos”, al mostrar por primera vez que es posible crear estas estructuras a partir de una solitaria célula adulta. “Es muy emocionante, pero debemos ser plenamente conscientes de la sensibilidad ética que rodea esta investigación”, advierte Fu. “Deberíamos ser extremadamente cautelosos ante la idea de generar una estructura completa similar a un embrión humano, ya sea utilizando la estrategia empleada en este nuevo trabajo u otros métodos, antes de tener pautas de supervisión ética sobre la mesa”.

Viajamos a diferentes puntos de España para conocer las últimas líneas de investigación en ER

La Federación Española de Enfermedades Raras trabaja con el Comité Asesor Científico del CIBERER (SAB) integrando la perspectiva de los pacientes y las familias a las que representamos. Es por ello que, desde el 1 al 3 de octubre, nuestra directora, Alba Ancochea está viajando junto a este Comité Asesor para conocer las principales líneas de investigación sobre Enfermedades Raras.

Durante estos tres días, nos hemos trasladado a Santiago de Compostela, Zaragoza y Tenerife para visitar los tres grupos de CIBERER y para conocer dos grupos clínicos vinculados. Gracias a estas jornadas, hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano el grupo de investigación que lidera María Luz Couce en el Hospital Clínico Universitario de Santiago y el cual, tiene como líneas prioritarias el cribado neonatal, la implantación de la genómica al diagnóstico clínico en pediatría, el diagnóstico y detección de las enfermedades liposomales, la aplicación de nuevas terapéuticas en enfermedades raras y la nutrición.

Además pudimos conocer el trabajo de Angel Carracedo en la Universidad de Santiago, centrado en los estudios genéticos. Por otra parte, también hemos podido visitar las instalaciones de Innopharma, una iniciativa gallega para el descubrimiento temprano de fármacos que aporta apoyo tecnológico para potenciar el sector farmacéutico en Galicia.

Continuando con nuestro viaje, el día 2 nos trasladamos hasta la La Laguna, en Tenerife para conocer de cerca, el grupo de investigación de Eduardo Salido, el cual se centra en las Enfermedades Renales Hereditarias y los Trastornos Congénitos del Metabolismo. Durante esta visita, tuvimos la oportunidad de trasladarnos a Orfan Biotech, una empresa dedicada a la investigación y desarrollo de nuevos compuestos basados en pequeñas moléculas para el tratamiento de enfermedades raras.

Para finalizar nuestro recorrido, regresamos a la península, concretamente al Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza para visitar al Grupo de Investigación de Feliciano Ramos y para visitar el grupo de Julio Montoya de la Universidad de Zaragoza.

A través de estos equipos de trabajo que forman parte del CIBERER se conseguirá cubrir necesidades comunes del colectivo de pacientes y familiares con enfermedades raras como el diagnóstico precoz y el tratamiento eficaz, mejorando de esta manera, la calidad de vida de los más de tres millones de personas que conviven en España con alguna de estas patologías.

Fuente: enfermedadesraras.org

Logran combatir una enfermedad infantil rara con un fármaco existente de 2 euros

La patrología afecta al cerebelo y provoca inestabilidad al caminar, falta de coordinación motriz, problemas del lenguaje y de concentración

El Hospital Sant Joan de Déu ha realizado el estudio ‘Annals of Neurology’ (Llibert Teixidó)
Europa Press, Barcelona

Investigadores catalanes han logrado mejorar la estabilidad de niños que sufren una enfermedad metabólica que afecta al cerebelo y les provoca inestabilidad al caminar, falta de coordinación motriz, problemas del lenguaje y de concentración, similares al cuadro producido por una borrachera, utilizando un fármaco existente que cuesta 2 euros, la acetazolamida.

El estudio, publicado en ‘Annals of Neurology’, ha sido realizado por el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat (Barcelona), y ofrece la primera opción para combatir los síntomas de esta patología –llamada PMM2-CDG (fosfomanomutasa 2)–, que invalidan a los niños que la sufren de una manera importante en su vida cotidiana.
Han detectado que este fármaco, que está indicado para el mal de montaña, la insuficiencia cardíaca, el glaucoma y la epilepsia, también resulta eficaz para el tratamiento del síndrome cerebeloso que provoca esta enfermedad rara y que causa a estos niños temblores y problemas de estabilidad.

El fármaco acetazolamida está indicado para el mal de montaña

Los investigadores del Institut de Recerca Sant Joan de Déu y del hospital Mercedes Serrano y Antonio Martínez-Monseny plantearon la posibilidad de que este fármaco, que se usa ante episodios que pueden parecerse a un infarto pero no lo son –conocidos como ‘stroke-like’– en estos niños, puede servir para tratar a esta enfermedad.

Durante seis meses, en coordinación con médicos de toda España que atienden pacientes con esta enfermedad, los investigadores suministraron acetazolamida a 23 niños de Madrid, Galicia, Pamplona, Castilla y León, Andalucía, Aragón, Canarias, Andorra y Catalunya, afectados de PMM2-CDG.

De estos 23, un total de 20 niños mejoraron, y tras seis meses de tratamiento, a la mitad de ellos se les retiró la medicación durante cinco semanas para comparar su evolución con los que siguieron recibiéndola y evaluar si la mejoría que habían experimentado era atribuible o no al tratamiento farmacológico. Los resultados evidenciaron que los niños que habían continuado tomando el medicamento permanecían estables, mientras que los que dejaron de recibirlo sufrieron un empeoramiento hasta la situación inicial.

La fosfomanomutasa 2 afecta a unos 70 pacientes en España

La patología está causada por un error congénito del metabolismo y, en concreto, por una deficiencia congénita de glicosilación de proteínas (de este grupo de deficiencias ya se conocen más de 120 enfermedades pero la PMM2-CDG es la más frecuente).

Se trata de una enfermedad rara que afecta a unos 70 pacientes en España, y todos los pacientes presentan este síndrome cerebeloso en diferente grado, con lo que caminan inestables, hablan arrastrando las palabras y no controlan el movimiento de manos y ojos, y el 30% de estos afectados sufre un grado severo y multiorgánico de la enfermedad que puede resultar fatal.

También corren un riesgo elevado de sufrir episodios que pueden parecerse a un infarto cerebral (obnubilación, crisis epilépticas y parálisis) pero que no lo son, y requieren un tratamiento diferente.

Estos ‘stroke-like’ se dan en algunas canalopatías, enfermedades donde unas proteínas que regulan la entrada y salida de moléculas en las neuronas no funcionan adecuadamente, y en estas patologías resulta eficaz el tratamiento con acetazolamida, por lo que los investigadores plantearon que también podía ser efectivo para los niños afectados de PMM2-CDG.

El estudio ha contado con donaciones de la Fundación Inocente Inocente, Torrons Vicens y la Asociación Española Síndrome CDG (AESCDG).

¡Logro! Las enfermedades raras, incluidas en la declaración política sobre cobertura sanitaria universal.

Fuente: RDI | Los Estados miembros de la ONU han adoptado esta semana una declaración política sobre la Cobertura Universal de la Salud (UHC, por sus siglas en inglés) en la que se incluyen las enfermedades raras; un logro muy significativo para todo el movimiento global de enfermedades raras que supone el primer paso para instar a todos los países a llevar a cabo una estrategia común frente a estas patologías.

El colectivo estuvo representado en esta cita por Yann Le Cam , Director Ejecutivo de EURORDIS-Rare Diseases Europe, miembro del Consejo de Enfermedades Raras Internacionales (RDI) y miembro del Comité Ejecutivo del Comité de ONG para Enfermedades Raras y Durhane Wong-Rieger , Presidenta del Consejo de RDI, Presidenta de la Organización Canadiense para los Trastornos Raros y Miembro de la Junta del Comité de ONG para Enfermedades Raras.

La noticia se produce, además, pocos días después de que Juan Carrión y Alba Ancochea, Presidente y Directora de nuestra organización, se reunieran con Durhane Wong-Rieger en Madrid para definir una hoja de ruta entre alianzas a nivel internacional para así, frenar la equidad de las enfermedades raras en todo el mundo.

Con esta perspectiva, EURORDIS-Rare Diseases Europe, RDI y el Comité de ONG para Enfermedades Raras presentaron una declaración escrita conjunta que describe para incluir a los 300 millones de personas en todo el mundo que viven con una enfermedad rara dentro de la UHC para garantizar que “nadie se quede atrás”, como reza el lema de la Agenda 2030.

Un objetivo que Le Cam y Wong-Rieger compartieron ante figuras clave en la política sanitaria internacional, incluidos el Dr. Tedros, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Sra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Sr. Keizo Takemi, UHC de la OMS Embajadora de buena voluntad.

Feder Comunicación

499 kilos de tapones contra las enfermedades raras

El Club del Mar celebró una fiesta de campeonato a beneficio de la asociación ASER

OLAYA RODRÍGUEZ

 

MARUJA CAMPOVIEJO
A CORUÑA / LA VOZ 30/08/2019 13:11 h

El Club del Mar de San Amaro acogió ayer una curiosa fiesta-campeonato-concurso. Dirigida a niños de entre 3 y 14 años, la cita tenía como objetivo recoger el mayor número de tapones de plástico posible -y competir sanamente para ver quién era capaz de aportar más-, para recaudar fondos con destino a la asociación Ayuda a Superar Enfermedades Raras (ASER). Hubo premios para los que lograron reunir las cantidades más altas, además de regalos y chuches para todos los que participaron en este reto, porque el logro fue mayúsculo. «¡Todo un éxito! ¡Ha sido todo un éxito! Hemos juntado casi media tonelada», exclamaba emocionado Julio Rey, miembro de la oenegé que preside el cirujano del Chuac Juan García Barreiro. Exactamente fueron 498,81 kilos de plástico los aportados por las decenas de niños que no dudaron en acudir a realizar su pequeña gran aportación a una iniciativa que, además de apoyar el cuidado del medio ambiente, tiene un valor incalculable para quienes necesitan apoyo cuando un mal poco frecuente les complica el día a día. La venta del cargamento recogido con la taponada servirá para «ayudar a las familias en sus gastos para rehabilitación, comprar medicamentos o pagar algún desplazamiento para acudir a una consulta», recalcan desde ASER.

Editando genes: recorta, pega y colorea

Cuando alguien hace un buen trabajo hay que reconocérselo. Y con “Editando genes: recorta, pega y colorea”Lluís Montoliu, investigador y divulgador científico del Centro Nacional de Biotecnología, ha hecho un trabajo impecable.

 

Desde hace unos años el sistema CRISPR de edición genómica se ha convertido en una de las herramientas con mayor potencial de la biología molecular. Derivado de un mecanismo inmunitario de bacterias, CRISPR permite modificar el genoma con una combinación de precisión y simpleza que no han podido conseguir los métodos anteriores.

De una manera sencilla y fácil de leer, Lluís Montoliu relata en “Editando genes: recorta, pega y colorea” la historia de la edición genómica, destacando la importancia de cada avance en el desarrollo de mejores técnicas para modificar el genoma. No importa el conocimiento previo que tenga el lector de CRISPR o de cómo introducir cambios en un genoma. Lluis Montoliu lo explica de forma que parece estar dirigido a la persona que lee. Además, por si él solo no se bastara para hablar sobre CRISPR (que lo hace) el libro viene acompañado de un estupendo prólogo escrito por Francis Mojica, investigador clave en el descubrimiento de CRISPR.

¿Qué más  podemos encontrar en “Editando genes: recorta, pega y colorea”? En su libro, Lluís Montoliu pone nombre a todos los investigadores que han tenido un papel relevante en el desarrollo de CRISPR como herramienta de edición genómica. Nos presenta la curiosidad de un joven Francis Mojica ante un resultado inesperado en su tesis y su evolución como investigador hasta desentrañar para qué sirven unas repeticiones de curioso nombre presentes en el genoma de muchas bacterias. Y también nos presenta al resto de protagonistas cuyo trabajo permitió caracterizar CRISPR en bacterias y después adaptarlo como tijeras moleculares a otras especies como el ratón o los mismos humanos.

Montoliu expone las limitaciones o retos que han ido surgiendo en torno a las herramientas CRISPR, así como las soluciones que se han ido planteando. Además, presenta diferentes ejemplos de cómo CRISPR ha cambiado la forma de trabajar de los investigadores y las múltiples aplicaciones que presenta, tanto en el campo de la biotecnología como de la medicina.

Sin duda una tecnología tan rompedora como CRISPR plantea cuestiones específicas relativas a su regulación y especialmente a los aspectos éticos de su utilización. Montoliu aborda ambas cuestiones en diversos capítulos. El investigador nos recuerda que si CRISPR va tener una gran repercusión en nuestras vidas, probablemente lo haga en primer lugar a través de su potencial para mejorar aquello que nos vamos a comer y destaca que la edición del genoma no es lo mismo que la introducción de genes de una especie en otra por lo que la regulación de ambas aproximaciones debe ser diferente.

Por otra parte, Montoliu, quien considera que “la edición genética es una de las oportunidades tecnológicas que no deberíamos perder” repite las palabras “prudencia” y “sensatez” a menudo, al hablar de la utilización de la tecnología CRISPR en humanos. Especialmente en el caso de embriones humanos, el investigador destaca que todavía no hay una pregunta biológica que deba ser resuelta mediante la modificación o edición de un embrión humano y que no pueda ser resuelta mediante otros métodos. Montoliu afirma que cuando tengamos esa pregunta, si se dispone de la tecnología adecuada, será el momento de debatir sobre esa posibilidad.

“Editando genes: recorta, pega y colorea” es un libro más que recomendable para todo aquel interesado en la edición del genoma. Es un libro de referencia. La única desventaja que tiene es que no se pueda ir actualizando automáticamente con todas las novedades que salen cada semana sobre CRISPR. Pero para eso también tenemos la página web del laboratorio de Montoliu que ofrece información actualizada de las principales aportaciones en el mundo de CRISPR.

Así pues, tal y como empezaba la reseña, cuando uno hace un buen trabajo hay que reconocérselo. Gracias Lluís, por acercar de una forma tan brillante las herramientas CRISPR a todos.

 

Información del libro “Editando genes: recorta, pega y colorea”

Encuadernación: Tapa blanda

Nº de páginas: 434

ISBN: 978-84-9492-451-4

Editorial: NEXT DOOR PUBLISHERS S.L.

Año de edición: 2019

La FDA aprueba una prometedora terapia génica dirigida a pacientes pediátricos con atrofia muscular espinal

Publicado en junio 14, 2019

Inma Besante Alcayna, GENOTIPIA

Hace apenas unos días fue aprobada por la FDA la comercialización de Zolgensma®, una prometedora terapia génica para tratar la atrofia muscular espinal (AME).

La atrofia muscular espinal, es una patología hereditaria poco frecuente, de carácter autosómico recesivo. Consiste en la pérdida progresiva de la fuerza muscular como consecuencia de la afectación de las neuronas motoras de la médula espinal, que impide que el impulso nervioso sea transmitido de manera óptima a los músculos, con la consecuente atrofia de los mismos.

Los principales implicados en la génesis de esta patología son los genes SMN1 y SMN2, que codifican para la proteína SMN (proteína de supervivencia de las neuronas motoras). La proteína SMN se encuentra distribuida por todo el organismo y es fundamental para el mantenimiento y la adecuada función de las neuronas motoras. Una mutación en el gen SMN1 que de lugar a una insuficiente síntesis de proteína SMN funcional ocasionará que las neuronas motoras localizadas en la médula espinal y el cerebro, responsables del movimiento muscular en todo el organismo, mueran, desencadenando la debilidad y atrofia muscular características de la enfermedad. El gen SMN2, por su parte, aunque se localiza en la misma región cromosómica y codifica para la misma proteína, presenta un cambio nucleotídico que deriva en la ausencia del exón 7 en el ARN mensajero, que hace que la proteína resultante sea no funcional. Se estima que SMN2 actúa como modificador o regulador  de la expresividad de la enfermedad estableciendo una relación inversamente  proporcional entre el número de copias del mismo y la gravedad de los síntomas de la enfermedad.

La atrofia muscular espinal presenta una incidencia de 1/10 000 nacidos vivos, constituye la segunda causa de enfermedad neuromuscular y representa una de las principales causas genéticas de mortalidad infantil.

La primera de las terapias aprobadas para la enfermedad fue la del medicamento “Spinraza®”, desarrollado por los laboratorios Biogen. Spinraza es el nombre comercial de Nursinersén, un oligonucleótido antisentido (OAS) diseñado para unirse selectivamente al pre-mRNA del gen SMN2 y con ello incrementar la síntesis de proteína SMN de longitud y funcionalidad completas, lo cual, a su vez, se traduce en una mejora de los síntomas provocados por la enfermedad tanto en paciente con AME en su forma pediátrica como adulta.

La administración de Spinzara es mediante inyección intratecal, siendo el líquido cefalorraquídeo que rodea la médula espinal su principal diana.

La reciente aprobación de la terapia génica Zolgensma®, cobra verdadera relevancia al tratarse de tan solo el segundo tratamiento de la historia y el primero basado en terapia génica disponible para la atrofia muscular espinal de tipo 1, el subtipo más grave y más frecuente en períodos pediátricos.

Zolgensma® constituye un novedoso y prometedor tratamiento para niños menores de dos años afectados con atrofia muscular espinal. La administración intravenosa de esta terapia génica posibilita la inserción del gen SMN1 funcional mediante la utilización de un  vector viral adeno-asociado. La inserción de dicho gen, permite la expresión del mismo y el restablecimiento de la síntesis y niveles óptimos de proteína SMN completamente funcional. Todo ello permite revertir los síntomas asociados a la patología y restablecer el movimiento y función muscular, gracias a lo cual se logra la supervivencia del infante afecto tras una sola administración de Zolgensma.

Por lo que respecta a las limitaciones o posibles efectos secundarios, el estudio ha sugerido que estos podrían ser la elevación de los niveles de enzimas hepáticos. Por ello es recomendable el control de la función hepática tras la administración de la terapia.

En cualquier caso, nos encontramos ante un gran avance en el desarrollo de terapias efectivas como son las terapias basadas en la transferencia de material genético de interés en el tratamiento de diferentes enfermedades. En palabras de Ned Sharpless, comisionario interno de la FDA: “La aprobación de hoy marca otro hito en el poder transformador de las terapias genéticas y celulares para tratar una amplia gama de enfermedades. Con cada nueva aprobación, comprobamos el potencial de los productos de terapia génica para cambiar y mejorar la vida de numerosos pacientes. La FDA continuará apoyando el progreso en este campo ayudando a acelerar el desarrollo de productos para necesidades médicas no satisfechas mediante el uso de vías de revisión diseñadas para promover opciones de tratamiento innovadoras, seguras y efectivas”.

Fuente:

FDA approves innovative gene therapy to treat pediatric patients with spinal muscular atrophy, a rare disease and leading genetic cause of infant mortality https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/fda-approves-innovative-gene-therapy-treat-pediatric-patients-spinal-muscular-atrophy-rare-disease

«Con el poco dinero que tenemos, los científicos españoles hacemos milagros»

margarita salas premios
Con sus premios. «Estoy apabullada, no esperaba recibir los dos». / TOM MAURER

«La triste realidad es que estamos a la cola de la UE en inversión en ciencia», lamenta la investigadora, que acaba de recibir dos premios como inventora europea del año Margarita Salas Bioquímica

LUIS ALFONSO GÁMEZ Domingo, 30 junio 2019, 21:01

«Financiación». Es la palabra que más repite Margarita Salas (Canero, Asturias, 1938) cuando habla de la ciencia en España, un enfermo en estado crítico tras los recortes de Zapatero y Rajoy. Defensora de la calidad de nuestra investigación, sigue yendo todos los días a trabajar a su laboratorio del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa con la esperanza de que algún día nuestros políticos sean conscientes de que «la ciencia es rentable». Un ejemplo de ello es la técnica que descubrió para amplificar el ADN, cuya patente ha reportado mucho dinero al CSIC y la ha hecho merecedora de los dos trofeos europeos con los que aparece en la foto.

-Hace una semana hizo doblete, el primero en la historia, en los premios al Inventor Europeo de la Oficina Europea de Patentes (OEP). ¿Cómo se siente?

-Apabullada. Realmente, no esperaba recibir los dos. Como en la categoría al logro de todo una vida éramos tres finalistas, pensé que me lo podrían dar. Pero lo que no me esperaba para nada es que me diesen también el premio popular.

-Que se elige mediante votación en internet.

-Sí. Éramos quince finalistas y me votó mucha gente. Me sorprendió.

-Aunque siempre ha trabajado en ciencia básica, el reconocimiento a toda una vida es como descubridora de la patente más rentable en la historia del CSIC.

-Sí, efectivamente.

-¿Qué es lo que descubrió en los años 80?

-La ADN polimerasa, una proteína producida por el virus bacteriano phi29 que tiene propiedades únicas desde el punto de vista de la amplificación del ADN. Cuando tienes cantidades muy pequeñas de ADN, con esta polimerasa se producen millones de copias para su posterior análisis, estudio, secuenciación…

-¿Cómo ve la ciencia española?

-Muy bien desde el punto de vista de la calidad. En España se hace muy buena ciencia. En calidad nos podemos equiparar a los países de nuestro entorno. Pero nos falla mucho la cantidad. Somos muy pocos haciendo ciencia porque hay muy poca financiación.

-¿A qué lo achaca?

-Quizá a que los políticos piensan que la ciencia puede ser cuestión de una legislatura cuando la realidad es que hay que apoyarla continuadamente durante muchos años . Lo que a los científicos nos gustaría es que existiera un pacto de Estado por la ciencia, que, gobierne quien gobierne, siempre se apoye la ciencia.

-España es el único de los países ricos en el que parece que los políticos no son conscientes de que la ciencia genera riqueza.

-Efectivamente. Durante la última crisis, países como Alemania no solo no bajaron el presupuesto de investigación sino que lo aumentaron, mientras que en España nos hemos quedado muy atrás. La triste realidad es que estamos a la cola de la UE en financiación.

-Con los primeros Gobiernos del PSOE parecía que íbamos a converger con Europa y llegar a destinar el 2% del PIB a investigación, pero…

-… aquello se truncó y estamos en torno al 1,2%. Por eso, cuando me encuentro con nuestros dirigentes políticos les pido que aumenten el presupuesto de investigación. O sea, financiación, financiación, financiación… Es esencial si no queremos quedarnos en la cola de la UE en cuanto a inversión. En lo que se refiere a calidad, siempre digo que en España los científicos hacemos milagros. Con la poca financiación que tenemos, se hace muy buena investigación.

-¿Qué sería de la ciencia española con el nivel de inversión del que gozan británicos, alemanes…?

-Aumentaría mucho el número de científicos. Muchas veces me preguntan por qué no hay premios Nobel de ciencia españoles. Pues porque falta masa crítica. Si existiera, podríamos aspirar a ser un país con premios Nobel. Realmente, Nobel de ciencia español ha habido uno, Santiago Ramón y Cajal. Porque Severo Ochoa obtuvo el Nobel por su trabajo en Estados Unidos.

-Seguimos sufriendo una imparable fuga de cerebros. Los jóvenes científicos se van…

-Se van y no vuelven porque hoy en día es imposible la vuelta. Estamos perdiendo una generación de cientificos. En España formamos muy buenos científicos. Una vez que se hace la tesis, lo normal sería irse al extranjero para luego volver a España a investigar, pero, desgracidamente, en este momento, lo último es inviable. Además, también hay muchos jóvenes que, al ver que hacer ciencia en España no tiene futuro, se desaniman y no vienen a la ciencia.

-¿Qué le diría a una niña que quiere ser científica, pero que, dada la situación, no sabe si dedicarse ello?

-Que, si realmente le gusta la ciencia, no se eche atrás. Que se puede salir adelante aquí o, si no, fuera. Y que esperamos que los tiempos cambien y los investigadores que están fuera puedan volver a trabajar en España.

-Usted sigue yendo al laboratorio todos los días.

-Sí.

-¿En qué trabaja ahora?

-Sigo trabajando con la ADN polimerasa porque tiene propiedades fantásticas. Estamos haciendo variantes de ella para mejorarla.

-Investigadora, divulgadora científica, académica de la RAE… ¿De dónde saca el tiempo?

-Bueno, hay tiempo para todo. Me gusta mucho lo que hago. Para mí, investigar es una pasión. No podría vivir sin la investigación.

 

Investigadores del Ibsal logran diagnosticar enfermedades raras vigilando trastornos sanguíneos

La Unidad de Trombosis y Hemostasia del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca ha recibido el Premio al mejor artículo publicado sobre Trombosis y Hemostasia. Son pacientes bajos de plaquetas diagnosticados con otras enfermedades.
La Unidad de Trombosis y Hemostasia del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca ha recibido el Premio al mejor artículo publicado sobre Trombosis y Hemostasia. Son pacientes bajos de plaquetas diagnosticados con otras enfermedades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Unidad de Trombosis y Hemostasia del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca recibió el Premio al mejor artículo publicado sobre Trombosis y Hemostasia, en el Congreso Nacional de Hematología LX SEHH – XXXIII SETH celebrado el pasado mes de octubre en Granada.

 

José Ramón González Porras, jefe del grupo Patología Trombótica del IBSAL, junto con los doctores José María Bastida, Rocío Benito, Jesús María Hernández Rivas y José Rivera y María Lozano, estos últimos del Centro Regional de Hemodonación de Murcia, han sido los autores del trabajo titulado “Introducing high-throughput sequencing into mainstream genetic diagnosis practice in inherited platelet disorders”.

Este trabajo, con 92 pacientes del territorio nacional e internacional, ha permitido aplicar por primera vez en España y con éxito la secuenciación masiva en el diagnóstico de los pacientes con Trastornos Plaquetarios Congénitos. Estas enfermedades son un grupo heterogéneo de trastornos que predisponen al sangrado, generalmente moderado- grave e incluso otras complicaciones adicionales, como riesgo de desarrollar leucemias agudas, sordera, cataratas, arteriosclerosis y cardiopatía.

 

“La aplicación del panel de genes aumenta el éxito en el diagnóstico”

Debido a su gran heterogeneidad clínica y genética, en la mayoría de ellos no existe una prueba patognomónica para diagnosticarlos. Por tanto, estos pacientes necesitan multitud de pruebas de laboratorio, muy complejas para intentar llegar a una conclusión final. Esto conlleva a un retraso en alcanzar el diagnóstico final, un consumo de recursos sanitarios e incluso el riesgo a recibir tratamientos subóptimos e inapropiados. “Muchas veces obtienen un diagnóstico equivocado porque se confunden con otras enfermedades. Por eso es tan importante avanzar en estos análisis genéticos”, explican.

La tecnología aplicada por el grupo de trabajo “ha permitido analizar simultáneamente más de 70 genes en 92 pacientes mejorando su rendimiento diagnóstico hasta un 90% en los casos que había una sospecha inicial clara. Además, la mayoría de los pacientes pudieron recibir el consejo genético apropiado así como tratamientos dirigidos para resolver su sintomatología”. Antes se identificaban menos de un 40% de los casos, pero al aplicar el panel de genes que diseñan mediante la secuenciación masiva, el diagnóstico se incrementó hasta el 70%.

 

Otra parte del proyecto es la generación de modelos de ratón que permiten confirmar si una mutación es causante de una enfermedad. Mediante la técnica CRISPR de edición genética los científicos introducen la variable en el animal y observan los resultados.

Este Premio es fruto del esfuerzo colectivo que realiza el Hospital Universitario de Salamanca, el Centro de Investigación del Cáncer, el IBSAL y el Centro Regional de Hemodonación de Murcia entre otros.

 

Hacia un tratamiento para la enfermedad de Huntington

Publicado en junio 12, 2019

Amparo Tolosa, Genotipia

Un estudio recientemente publicado en el New England Journal of Medicine ofrece resultados prometedores para el que podría convertirse en el primer tratamiento para la enfermedad de Huntington.

estructura de la proteina de huntington
Estructura aminoterminal de la proteína huntingtina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La enfermedad de Huntington es una enfermedad neurodegenerativa hereditaria producida por la expansión de una región repetitiva del  gen HTT, que lleva a la formación de una proteína mutante tóxica para las células nerviosas. Una de las características genéticas de la enfermedad de Huntington es que la presencia de la expansión patogénica en una de las dos copias del gen ya es suficiente para desarrollar la enfermedad. Esto se debe a que el efecto de la proteína mutante, que es degradada en pequeños fragmentos que se acumulan y comprometen la función de las neuronas, no puede ser compensado por la acción de la proteína normal.

Una aproximación terapéutica que ha sido abordada con éxito en animales modelo de la enfermedad es la  reducción de proteína mutante mediante la utilización de oligonucleótidos dirigidos a su ARN mensajero.  Los oligonucleótidos se unen al ARN mensajero de la versión mutante de la proteína y activan su degradación por la célula, por lo que el resultado final es la menor producción de proteína tóxica.  Esta estrategia ha conseguido revertir diferentes síntomas de la enfermedad en ratones y no ha desencadenado efectos adversos al utilizarse en primates no humanos.

Confirmada su efectividad en modelos animales, quedaba por determinar si la aproximación podría resultar eficaz y, especialmente, si resultaba segura, en pacientes humanos. El reciente artículo publicado en New England Journal of Medicine acaba de publicar los primeros resultados obtenidos en un ensayo clínico en el que han participado 46 pacientes.

Los investigadores dividieron a los pacientes en cinco grupos diferentes: un grupo recibió placebo y los otros cuatro recibieron diferentes dosis de un fármaco basado en oligonucleótidos dirigidos a reducir la expresión de proteína huntingtina mutante.  En total cada paciente recibió cuatro sesiones del tratamiento, denominado RG6042, consistente en una inyección de oligonucleótidos directa al fluido cerebroespinal, una cada cuatro semanas.

La terapia está dirigida a reducir la cantidad de proteína huntingtina mutante mediante la utilización de oligonucleótidos dirigidos a su ARN mensajero. Imagen: Genotipia
La terapia está dirigida a reducir la cantidad de proteína huntingtina mutante mediante la utilización de oligonucleótidos dirigidos a su ARN mensajero. Imagen: Genotipia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El primer objetivo del ensayo clínico era demostrar la seguridad de la terapia. En este sentido, los resultados son muy prometedores puesto que no se observó ningún evento adverso grave en los pacientes tratados con oligonucleótidos. Los únicos efectos negativos observados estuvieron relacionados con la inconveniencia de las inyecciones lumbares como método de administración.

En segundo lugar, los investigadores querían determinar diferentes características farmacocinéticas del tratamiento, relacionadas con los efectos de los oligonucleótidos y su concentración en el fluido espinal.  En este caso, el equipo observó que se producía una reducción de proteína mutante en el fluido cerebroespinal dependiente de la concentración de tratamiento utilizada. Para las dosis más elevadas los investigadores observaron una reducción de la concentración de Huntingtina mutante de un 40% de media, llegando en algunos casos al 60%.

Ambos resultados, la seguridad del tratamiento y su efectividad para reducir los niveles de proteína huntingtina, resultan especialmente positivos y han resultado vitales para el diseño de un nuevo ensayo clínico dirigido a evaluar si el tratamiento resulta eficaz para reducir los síntomas en los pacientes. Para este nuevo ensayo los investigadores planean tratar y realizar el seguimiento de 660 pacientes a lo largo de dos años. El número elevado de pacientes, unido a la mayor duración del proyecto, permitirán obtener una idea más precisa y conclusiva de la efectividad de la terapia.

“Estamos muy emocionados de avanzar a un ensayo en fase 3 global patrocinado por F.Hoffmann-LaRoche, que ha licenciado la medicina, para ver si el tratamiento antisentido regular intratecal reduce la progresión clínica de la enfermedad”, señala Sarah Tabrizi, primera firmante del trabajo. “Este es un momento importante en la investigación clínica de pacientes con enfermedad de Huntington y familiares y estamos trabajando junto con la comunidad global para hacer posible este ensayo”.

Los resultados iniciales del ensayo ya finalizado fueron anunciados a finales de 2017 y pocos meses después la revista Science dedicó un reportaje a la primera paciente tratada, que declaró cierta mejoría en sus síntomas. La publicación de los resultados del ensayo en New England Journal of Medicine respalda la realización del nuevo ensayo a través de la revisión del trabajo por otros expertos científicos.  “La publicación revisada por pares de estos emocionantes resultados del primer ensayo exitoso en reducir la huntingtina es un paso crucial que nos permite actualizarnos y solicitar la experiencia combinada de la comunidad global de investigadores en enfermedad de Huntington”, destaca Ed Wild, Director Asociado en el Centro de la Enfermedad de Huntington de la Universidad UCL y coautor del artículo.

Investigación original: Tabrizi SJ, et al. Targeting Huntingtin Expression in Patients with Huntington’s Disease. NEJM. 2019. Doi: http://dx.doi.org/10.1056/NEJMoa1900907



Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.

Cookies policy

We use own and third-party cookies for offering a best experience to the user and carry out the navigation analysis. If you continue browsing, we consider that you accept their use. You can change the configuration or get more information in our Cookies policy.