Terapia celular

Terapia Celular

Terapia celular

La terapia celular como posible solución a las enfermedades genéticas

La terapia celular consiste en la introducción de nuevas células en un tejido para poder tratar una enfermedad. La terapia celular normalmente se aplica o se concibe para tratar enfermedades hereditarias, a veces en combinación con la terapia génica.

La terapia celular como posible solución a las enfermedades genéticas

Hay muchas formas potenciales de la terapia celular. Básicamente podemos dividirlas en cinco tipos:

Inyección intramuscular

Se inyectan células madre o de un órgano o grupo de órganos extraídos de fetos especialmente preparados por laboratorios especializados y controlados por Salud Pública de los distintos países. Es esencial la anamnesis del paciente y los análisis efectuados antes de la aplicación, y el cuidado post-implante.

Oral o rectal

Se utilizan extractos de órganos que se administran por boca o en forma de supositorios que se insertan en el recto del paciente.

Dinamizada

Los extractos de órgano son dinamizados homeopáticamente y se aplican ya sea por boca, por supositorio o inyección intramuscular.

Trasplantes

Tanto de células madre que son autólogas (del paciente) o alogénico (de un donante), de células funcionales maduras, xenotrasplante de una célula que no sea humana, para producir una substancia necesitada (por ejemplo, tratar pacientes diabéticos al introducirles insulina producida de células de cerdo directamente en el músculo). O trasplantes de células transdiferenciadas derivadas de una célula diferenciada del mismo paciente (por ejemplo, el uso de insulina produciendo células beta transdiferenciadas de hepatocitos aislados como tratamiento de la diabetes).

Células madre y clonación terapéutica

El objetivo de este tipo es curar una enfermedad.

Aplicaciones de la terapia celular

Los estudios relacionados con las células madre siguen aportando datos prometedores. Este es el caso de la importante función regeneradora que pueden tener las células madre neuronales sobre el aprendizaje y la memoria que, por aplicación de quimioterapia, se han visto mermadas.

También se están empezando a investigar acerca de la utilización de cápsulas con células madre para tratar la diabetes tipo I.

La terapia de células madre mejoradas genéticamente es muy prometedora para el tratamiento de muchas enfermedades, pero será necesario realizar estudios más profundos para determinar si esta terapia produce beneficios perceptibles y duraderos en lo pacientes que las padecen.

La localización final o destino de las células modificadas sigue siendo una de las principales limitaciones para su éxito, ya que no es lo mismo desarrollar y administrar al paciente células cuya función es ejercida en sitios de fácil acceso, que células con grandes limitaciones técnicas para acceder a su lugar de acción (como por ejemplo, el cerebro). No obstante, puesto que los métodos para modificar o reintroducir las células están evolucionando continuamente, las aproximaciones basadas en estas terapias han aumentado, por lo que es de esperar que con el tiempo la terapia celular combinada con terapia génica pueda expandirse hacia un número cada vez mayor de enfermedades.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.

Cookies policy

We use own and third-party cookies for offering a best experience to the user and carry out the navigation analysis. If you continue browsing, we consider that you accept their use. You can change the configuration or get more information in our Cookies policy.