Entrevista en La Cope: “Si tú sonríes yo te curo. La historia de Mencía”

Mencía nació aparentemente sana pero su madre Isabel Lavín pronto se dio cuenta de que algo raro estaba pasando, transcurrían las semanas, los meses y Mencía no sonreía…

Isabel le hizo una promesa a su hija: si Mencía sonreía, ella le curaría.

Mencía empezó a sonreír a los 9 meses y desde entonces Isabel lucha por cumplir su parte del trato. Tras cuatro años de intensa búsqueda por fin fue diagnosticada. Mencía padece de una grave enfermedad genética que le impide desarrollarse con normalidad.

Isabel y su marido Valero Soler han constituido la Fundación Mencía, una Fundación enfocada a la investigación de todas las enfermedades genéticas, por Mencía y por todos los niños enfermos que aún no sonríen y por lo que ya sonríen mientras esperan un tratamiento que les cure.



Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario y realizar el análisis de la navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.

Cookies policy

We use own and third-party cookies for offering a best experience to the user and carry out the navigation analysis. If you continue browsing, we consider that you accept their use. You can change the configuration or get more information in our Cookies policy.